Pastel de Membrillo y Queso Crema Sin Azúcar

En esta entrada vamos a preparar un postre riquísimo, un pastel light, sin un solo gramo de azúcar añadido, de membrillo y queso crema. Como podéis ver en la foto, tiene una presentación de lo más apetecible.

Pastel light de membrillo y queso crema

Del membrillo se dice que reduce el colesterol, que combate la hipertensión y que entre otras propiedades tiene un alto poder saciante. A mí personalmente, me recuerda a verano, ya que es a finales de esta estación cuando se puede disfrutar de este fruto en su estado natural.

Es poco usual comerlo curdo, ya que al paladar resulta ser agrio, además es astringente y bastante duro, pero sin embargo, cocinado resulta ser toda una exquisitez.

Podemos degustarlo en almíbar, siendo esta una preparación muy sencilla, consistente simplemente en hervir el membrillo una vez pelado y troceado en agua con azúcar. Una vez frío podemos embotellarlo para conservarlo durante meses y poder degustarlo más adelante.

Otra forma de preparación es la que comúnmente conocemos cómo “dulce de membrillo”; que es parecida a la anterior, con la diferencia que la concentración de azúcar es mucho mayor. Se trata de hacer una pasta entre el membrillo cocido y azúcar casi a partes iguales hasta conseguir un bloque que una vez frío podemos cortar como si de un queso se tratase. Esta preparación es ideal para la elaboración de postres, como en este caso; y acompañamientos. Esta elaboración podemos utilizara para acompañar un queso fresco, o un queso fuerte tipo roquefort o cabrales, la mezcla es toda una exquisitez.

En este caso me he decantado por un pastel frío, fácil de hacer, y que no necesita horno. Es ideal para un postre después de una comida o para acompañar el té o café de la tarde; pero además, edulcorado, así reducimos la carga calórica y en caso de no poder tomar azúcar podremos tomar con total tranquilidad.

Y si a todo lo anterior sumamos que la base de este pastel light es de galletas de chocolate, la mezcla con el membrillo y el queso ya es….

¡Manos a la obra!

Imprimir
Preparación:15 minutos
Cocción:4 horas
Tiempo total:4 horas 15 minutos
Raciones: 4 personas.
Autor: El Chef

Ingredientes

Para la base de la tarta:

  • 100 gr. Galletas de chocolate sin azúcar. Tipo digestive.
  • 40 gr. Mantequlla. Sin sal.

Para el relleno de la tarta:

  • 400 gr. Dulce de membrillo sin azúcar.
  • 3 hojas. Gelatina neutra. Tipo cola de pescado.
  • 50 gr. Agua.
  • 150 gr. Nata para montar.
  • 150 gr. Queso crema. Tipo Philadelphia.
  • 50 ml. Leche entera.
  • 2 cdtas. Edulcorante líquido.
  • Frutos rojos. Para decorar.

Elaboración paso a paso

Elaboracion de la base:

  • Añadimos las galletas al vaso de la batidora y trituramos. Vertemos las gallegas trituradas en un bol y reservamos.
  • Ponemos la mantequilla en un bol pequelo e introducimos al microondas 10-15 segundos hasta que esté líquida.
  • Añádimos la mantequilla fundida al bol de las galletas trituradas y mezclamos hasta que obtengamos una mezcla uniforme.
  • Extendemos la mezcla sobre el fondo del molde y extendemos hasta cubrirlo, presionando ligeramente hasta que quede firme la base. Metemos al frigorífico mientras preparamos el siguiente paso.

Elaboración del relleno:

  • De los 400 gr. de dulce de membrillo separamos 100 gr. y los reservamos. Los 300 gr. restantes los ponemos en el cazo con el agua y con fuego suave vamos removiendo hasta que se derrita. Mientras tanto, hidratamos una hoja de gelatina. Una vez derretido el dulce de membrillo y en caliente añadimos la hoja de gelatina hidratada.
  • Sacamos del frigorífico el molde con la base de galletas y vertemos la mezcla anterior cubriendo todo el fondo uniformente. Volvemos a meter en la nevera durante 1 hora aproximadamente o hasta que la capa de dulce de membrillo haya cuajado de nuevo.
  • Una vez la capa de membrillo haya solidificado de nuevo, hidratamos las dos hojas de gelatina restantes y en el cazo añadimos la nata líquida, el queso crema, la leche y el edulcorante líquido; con unas varillas de batir, sin dejar de remover integramos la mezcla calentando sin que llegue a hervir. Una vez los ingredientes hayan quedado mezclados incorporamos la gelatina y removemos hasta que quede disuelta.
  • Disuelta la gelatina, sacamos de la neverea nuestro molde, y sobre la capa de dulce de membrillo vertemos la mezcla del cazo y volvemos a meter en la nevera aproximadamente 2,5 horas más, o hasta que la última capa haya cuajado.
  • Transcurrido el paso anterior, en el cazo añadimos una cucharada de agua y los 100 gr. de dulce de membrillo que teníamos reservados. A fuego bajo derretirmos y vertemos en el molde sobre la última capa extendiendo rápidamente antes de que cuaje y metemos en la nevera de nuevo durante 30 minutos más.
  • Sacamos de la nevera, retiramos del molde y decoramos con unos frutos rojos y una galletras trituradas.

Ni que decir tiene que en caso que no tengamos problemas para utilizar azúcar, o simplemente la queramos utilizar, tan solo tenemos que sustituir las galletas sin azúcar, por galletas con azúcar, el dulce de membrillo sin azúcar, por dulce de membrillo común o con azúcar, y sustituir el edulcorante por unos 50-70 gr. de azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio Arias García .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SW Hosting & Communications Technologies SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.