Mousse de Fresas Sin Azúcar

En esta entrata vamos a preparar una rica mousse de fresas, que además será light ya que es sin azúcar, porque como he comentado en otras ocasiones intento reducir su consumo en la medida de lo posible, así, le puedo dar otros caprichos al paladar.

Mousse de Fresas Sin Azúcar

La mousse es un postre de origen francés. Se tienen evidencias de esta preparación allá por el S. XVIII. Si bien, aunque cuando hablamos de mousse en lo primero que pensamos es en un postre, hemos de aclarar que se pueden preparar también en salado pudiendo servir ambas tanto en frío como en caliente, incluso de entrante.

En este caso me he decantado por una mousse clásica de fresas, pero en este post tenéis una mousse en salado y en frío, perfecta como aperitivo o entrante.

Este postre resulta ser bastante fresco por el toque ácido que le aportan las fresas y además, es una preparación sin azúcar, por lo que es fresco y más ligero que una mousse clásica, resultando ideal para una sobremesa cuando los platos principales han sido algo más pesados o copiosos.

Así que…¡Vamos allá!

Imprimir
Preparación:30 minutos
Tiempo de frío:4 horas
Tiempo total:4 horas 30 minutos
Raciones: 6 raciones.
Autor: El Chef

Ingredientes

  • 250 ml. Nata para montar.
  • 3 Huevos. Sólo usaremos las claras.
  • 300 gr. Fresas. Y algo más para decorar.
  • 5 cdas. Edulcorante líquido.
  • 2 Hojas de gelatina. Tipo cola de pescado.

Elaboración paso a paso

  • Añadimos los 300gr. de fresas al vaso de la batidora con 2 cucharadas de edulcorante y trituramos. Reservamos.
  • Separamos las claras de las yemas en uno de los boles, añadimos una pizca de sal, y con ayuda de las varillas de batir las montamos a punto de nieve. Reservamos en la nevera.
  • En el otro bol añadimos la nata y con ayuda de las varillas de batir las montamos. Reservamos en la nevera.
  • Hidratamos las hojas de gelatina.
  • De las fresas trituradas en el vaso de la batidora, separamos aproximadamente 3/4 partes y añadimos al bol pequeño. Metemos al microondas a temperatura media. No hace falta calentar demasiado, sólo templar lo suficiente para que se incorpore bien la gelatina. Añadimos las hojas de gelatina y removemos con una cuchara hasta que estas se integren con el puré de fresas.
  • Realizado el paso anterior, mezclamos con el 1/4 de puré de fresas restante para bajar la temperatura.
  • Sacamos la nata montada del frigorífico y mezclamos con el puré fresas.
  • Sacamos las claras montadas y las vamos añadiendo poco a poco al bol donde tenemos la nata y el puré de fresas. Mezclaremos despacio con una lengua para que no se pierda mucho aire y el resultado sea esponjoso.
  • Servimos en moldes individuales y decoramos a nuestro gusto con las fresas que teníamos reservadas. Metemos en la nevera durante 4 horas aproximadamente antes de consumir.

En este caso, para decorar, cómo tenía algunas fresas más de sobra me decanté por trocearlas y ponerlas en el fondo de los recipientes, pero si en la preparación vais justos de cantidad podéis acompañar con otras frutas tales como plátano, kiwi u otra que tengamos en casa.

De lo que se trata es de seguir aportando frescura al mousse, sea con fresas o con otra fruta, y si ya es light mejor que mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio Arias García .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SW Hosting & Communications Technologies SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.